<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1076967295707575&amp;ev=PageView&amp;noscript=1 https://www.facebook.com/tr?id=1076967295707575&amp;ev=PageView&amp;noscript=1 ">
2 Jul 2019

Cómo tener un buen proyecto de inversión comprando terrenos



Si bien es cierto y de sobra conocido que la inversión inmobiliaria es una excelente forma de inversión, no podemos dejar de lado que este tipo de negocio también debe de representar una solución a futuro.

Más allá de pretender obtener el beneficio económico en un plazo no muy largo, debemos tener en cuenta que el incursionar en el mercado de bienes raíces no es nada más una inversión, sino la construcción de un patrimonio, tanto particular como colectivo.

El mercado de bienes raíces está experimentando cambios notorios: el acelerado crecimiento de las ciudades está obligando a las personas a buscar opciones de viviendas cada vez más alejados del centro de la ciudad, algo parecido a los suburbios de EE.UU., áreas dedicadas exclusivamente al uso habitacional.

Pero esto no significa que cualquier área cercana a una ciudad es prometedora, si bien hay que pensar en las características que debe tener un área con proyección residencial, el interés de los grandes inversionistas nacionales e internacionales en la ciudad es el principal indicador del éxito que pueda tener tu inversión en la zona que tienes pensada.

Lo que debes considerar en tu proyecto de inversión

Proyección a futuro

Sea cual sea el propósito que le quieres dar al terreno que adquieras, deberás estar considerar siempre que la propiedad tenga buena proyección a futuro, incluso cuando tu intención no sea habitarlo.

Como mencionamos anteriormente, la rentabilidad de un terreno o lote depende de varios factores: la zona en la que se encuentra, características de la ciudad en la se que encuentre, características particulares del terreno, etc. Factores que deberás de investigar antes de hacer una inversión de tal magnitud.

Patrimonio

Incursionar en el mercado de bienes raíces –si se hace con cuidado­– siempre puede suponer una sana y jugosa inversión, pero no olvidemos que este gasto debe de ser visto como un negocio nada más. Es importantísimo que consideremos que al comprar un terreno, estamos construyendo un patrimonio duradero y estable, que no depende en gran medida de circunstancias externas para mantener su valor y que podrá ser aprovechado de muchas formas en el futuro.

Sustentabilidad y calidad de vida

Como todo en esta vida, los desarrollos y proyectos inmobiliarios responden a las necesidades del mercado, es por ello que cuando se trata de terrenos de inversión con una vocación para el uso habitacional, aspectos como el porcentaje de áreas verdes, facilidad de acceso y proximidad de servicios se convierten en algo esencial.

Cuando se va a adquirir un terreno, tener a tu disposición un masterplan que te oriente en cuanto a todo estos aspectos es clave. Mientras hagas tu investigación, no dudes en solicitar toda esta información y prepárate para tomar la mejor decisión de tu vida.

Nueva llamada a la acción

Nueva llamada a la acción


Click me

0 Comentarios

Llena este formulario para ponerte en contacto con un asesor